BMS y SGE, ¿Juntos o separados?

¡La energía que se conoce, se domina! Es por eso que consideramos súper importante este tema. Ya analizamos lo que era un BMS. (Si aún no lo has leído, ésta es tu oportunidad); y el SGE o Sistema de Gestión Energética.

Ahora queremos hablar de los principales beneficios del BMS y del SGE, lo cual nos permitirá entender y desarrollar sus principales diferencias. 

¡Así que aquí vamos!

Una empresa que tiene implementa un Sistema de Gestión de Energía podrá identificar dónde y cómo se está produciendo el gasto energético. Los datos que recoge un SGE son en tiempo real y de forma automatizada.

Todos esto será información vital que será interpretada por un Gestor energético y así se podrán establecer normativas que se implementan y así solucionar el problema.

Ahora, como bien recalcamos arriba, sólo nos está facilitando la medición, no son sistemas pensados para ejecutar planes de acción u operar en pro del plan de acción establecido. Te entregará datos de rendimiento energético detectando, analizando y controlando el consumo de energía y sus costos.

Un buen sistema de gestión energética mejorará la eficiencia operativa así como ayudará a disminuir el consumo de energía y por ende disminuir el impacto medioambiental.

Un BMS, según su definición es un sistema de gestión que permite diagnosticar problemas, ver consumos reales, automatizar distintos procesos operacionales y a su vez, te brinda herramientas de análisis de la información. 

Sirven para brindar confort a quienes habiten el edificio. Va a controlar automáticamente la funcionalidad de la calefacción, ventilación, aire acondicionado, iluminación y otros sistemas.

SGE como piloto de tu avión…

Leímos en un paper un muy buen ejemplo que servirá para entender mejor ambos sistemas. Imaginen que están en un avión y el SGE es como la cabina del piloto: todos los controles y monitores están allí y tienes absolutamente todos los datos que necesitas a simple vista junto a los componentes para poder hacer volar al avión.

Y el BMS o sistema de automatización es una de las palancas o joystick. Es con lo que vas a dirigir el avión hacia donde quieres que vaya. Puedes activar el piloto automático en un vuelo de larga distancia, pero si algo sale mal, tienes «la visión 360» que te servirá para asegurarte de que todo marche como debe ser.

Entonces, ¿BMS y SGE pueden trabajar por separado?

¡Por supuesto que sí! Depende de lo que necesites. ¿Sólo deseas brindar confort a los ocupantes de un edificio? ¡Ten sólo el BMS! ¿Quieres algo más completo y tener todas las herramientas necesarias para ahorrar en el consumo energético, por ejemplo? Ten un SGE.

Un BMS por su cuenta te permitirá que todos los sistemas automatizados trabajen de tal manera que el edificio funcionará eficazmente, pero no necesariamente eficientemente.

La fusión de estos dos sistemas es oro puro: tienes el sistema de energía (hardware y software) que reastrea, almacena y analiza y a su vez, tienes el sistema de automatización (BMS) para poner en marcha el plan de acción.

Además, un SGE puede asegurar que los sistemas de automatización y control de edificios operen como deben y así se evita el costo que conlleva la presencia física de un facility manager para verificarlo.

¡La eficiencia energética es el hoy y será el mañana!

¿Deseas saber más y contratar nuestro servicio de SGE? ¡Escríbenos!

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *