¿Por qué es importante un correcto consumo energético?

Anteriormente hablamos de la importancia y los beneficios de hacer un correcto consumo energético en tu empresa, pero ¿Qué pasaría si decides que es una buena idea no hacer mantención ni cuidar el consumo? 

Entonces, ¿Cuáles serían las consecuencias contraproducentes para la empresa que gerencias si no cuidas el consumo energético y los distintos equipos organizacionales?

  1. Consumo fuera de horario

Si tu empresa no funciona durante las 24 horas, es importante que durante el periodo de descanso o de cierre, el consumo energético merme.

Pero si no se cuida que esto realmente suceda o no se implementa un sistema que vele por ello, probablemente consumas prácticamente lo mismo durante el periodo no productivo de tu empresa. Esto se traducirá en pérdidas monetarias además de los riesgos que puede acarrear que muchos equipos sigan activos sin ningún tipo de supervisión.

2. Perfiles energéticos ineficiente

Generalmente las grandes empresas tienen bien diseñado un plan de distribución de cargas de todos los equipos que consumen energía dentro de la organización.

Sin embargo, aún existen organizaciones en donde no se le presta tanta atención a este punto. Ya hemos hablado de la importancia de convertirse en piloto de avión y no en médico forense, pero también es importante que estén al tanto del desperdicio energético que se produce para así frenar problemas que van desde: la pérdida de dinero, riesgos para lo empleados y riesgos para los equipos.

Otros dos factores a considerar si no cuidas de tus equipos y de su correcto consumo energético son:

3. Reparación o daño total de equipos

Como lo dijimos en el punto anterior, una de las más grandes consecuencias que puede tener una mala gestión energética dentro de una empresa puede ser el daño total o parcial de los equipos. Estos en su mayoría pueden ser sumamente costosos además de representar la producción general de una empresa y que podrían ir desde una simple computadora a alguna maquina productora.

Repuestos, mano de obra o incluso la necesidad de tener que adquirir una nueva por fallas energéticas podría suponer perdidas enormes.

Creemos que no hace falta insistirte en lo crucial que es mantener un correcto consumo energético dentro de tu empresa, lo mejor que puedes hacer es adoptar algún sistema ya probado, el que mejor se pueda adaptar a tu empresa y librarte de estos posibles dolores de cabeza.

¡Y nosotros podemos ayudarte con eso! Pregúntanos cómo aquí.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *